jueves, 22 de enero de 2009

Si parece un elefante blanco y se mueve como un elefante blanco..


En días pasados me llegó un correo electrónico que circuló por varios institutos de investigación el DF (enviado por un tal "comptra08", ¿quiénes son?) informando que al Instituto de Medicina Genómica, mejor conocido como el INMEGEN, se le encontró "cola que le pisen" en una auditoría que se le hizo con respecto al edificio que llevan años construyendo en Periférico y Tlalpan (frente a Cardiología, o frente a Rehabilitación, o frente al IFE, según vea cada quien el trébol).
En fin, a mí qué, ¿no?
La cosa fué que lo que se decía en el correo sonaba bastante grave: muchos millones de pesos, errores grandes en la construcción, ineptitud... total, del tipo de cosas que luego pasan en México. Estos eran los highlights de la lista:

-Que se había estado construyendo sin permiso por más de un año (415 días!!).
-Que el proyecto autorizado costaba 1,200 millones de pesos (yo apenas y concibo lo que es un millón :p)
-Que en el 2006 el presupuesto era de 295 millones de pesos, pero mágicamente se cambió a 578 millones (¡vivan los contadores magos!) y que además luego subió hasta 678 millones gracias al "Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud / Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos / Industria del Tabaco" (whaaaat?! ¿cuáles gastos catastróficos? ¿industria del tabaco?! ¿y eso que tiene que ver con la medicina genómica?¿qué no en 2006 hubo un huracán?)
-Que de esos 678 millones, sólo se reportaron 625, y los restantes 53 millones se "perdieron" (ooops! hablando de gastos catastróficos...). Bueeno, 54 porque se reportó que 1 millón se había gastado en "actividades al término de la obra", nomás que la obra todavía no la acaban... :)

Eso en cuanto al dinero, la mala administración, como le quieran llamar: un desperdicio de dinero que la verdad no le hace falta a este país, gracias.

Pero además estaba la cosa de que
-La cimentación y la ingeniería hidraúlica/sanitaria se fueron modificando del proyecto original que estaba mal hecho, y como los cambios resse hicieron sobre la marcha pues no quedaron tan bien que digamos: resulta que se filtra el agua (no entiendo bien si de la lluvia o de los mantos freáticos o de ambos), las escaleras no quedaron en su lugar, las bardas están disparejas, el material contra incendios no sirve.
-El edificio no tiene un proyecto eléctrico completo (¿uh?! ¿nadie lo diseñó?)
Y, mi favorita:
-"Se detectaron deficiencias en la calidad de los trabajos de estructura metálica de la obra sin que exista la ratificación sobre el conocimiento de la problemática y sobre las acciones tomadas para solventarla. El análisis cuestiona seriamente la estabilidad estructural del inmueble". Hmm, ¿o sea que se va a caer??!!!

Aparte dicen que se ignoraron cosas de impacto ambiental, que no sé si incluye lo de los mantos freáticos o no, pero bueno, si se va a caer supongo que eso tampoco es bueno para el ambiente...

Y bueno, pues de estar leyendo la lista me dió un deja-vú a esa otra obra monumental que tenemos los chilangos: ¡la única y original Megabiblioteca Vasconcelos! La que ya lleva dos inauguraciones :) : empezó con un presupuesto de 800 millones de pesos que luego llegó a más de 1500 millones y el edificio también tenía daños estructurales y se le metía el agua.

Así que, señoras y señores, capaz que ya tenemos dos elefantes blancos dos, y además en cultura y en ciencia, que es donde el gobierno invierte menos de todos modos: excelente, que lo poquito del PIB que les toca a los intelectuales se vaya en obras presuntuosas y hechas al aventón.

Lo que nunca ví

ni espero ver
es un elefante blanco volar...

Dice comptra08 que parece que el Senado ya está tomando cartas en el asunto y citando al director a declarar, pero pues quién sabe: con la Megabiblioteca nunca pasó nada, ¿o sí?

El documento de la Auditoría (65 páginas) está en http://www.asf.gob.mx/trans/Informes/IR2006i/Indice/sectoriales.htm , Tomo 5, Volumen 4, en caso de que alguien quiera deprimirse más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada