miércoles, 11 de marzo de 2009

Dicen que prometer no empobrece



De las comunicaciones con los lectores me queda claro que se tiene la impresión de que el INMEGEN como instituto de investigación ha sido, cuando menos, decepcionante. Pero de una manera nebulosa, porque no necesariamente se tienen a la mano ejemplos concretos que justifiquen dicha decepción.
Aquí documento varias de las promesas que he encontrado que se han hecho, por aquello de "si digo que la burra es blanca es porque tengo los pelos en la mano".

Por ejemplo, esta joya:
"Una docena de científicos mexicanos dan los últimos toques (...) a un chip de un tamaño poco más largo que un boleto de Metro, que diagnosticará en una hora el tipo de cáncer que pueda padecer un niño. El proceso de detección consiste en colocar sobre el chip (que es de plástico y mide tres centímetros de ancho por nueve de largo) una muestra pequeña del tumor a analizar, y 60 minutos después, los médicos pueden definir su veredicto con un 100 por ciento de efectividad. Gerardo Jiménez, director del Instituto Mexicano de Medicina Genómica de la SSA (INMEGEN) -de donde proceden los científicos mexicanos que están trabajando en Arizona-, comentó que se trata del primer método-diagnóstico en el mundo que fusionará la nanotecnología con la genómica y contendrá en su espacio todo un laboratorio microscópico. La tecnología estará lista en verano de 2005 y según el director del INMEGEN, las pruebas en humanos se realizarán en México a principios de 2006".
Sonaba realmente maravilloso, ¡cómo no se iba uno a entusiasmar! Lástima que nunca más se volvió a mencionar (o a publicar) el asunto.

"El Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) cuenta desde ayer con tres unidades de alta tecnología para continuar elaborando, entre otros avances, el mapa genómico de los mexicanos, cuyos primeros resultados se espera alcanzar el próximo verano".
¿Saben cuándo se publicó eso? En julio del 2005. ¿Alguien ya vió los resultados? Han de ser los que "se van a liberar en las próximas semanas", según dijo el director del INMEGEN en el Simposio de celebración del lunes pasado. Es interesante que dijo "las próximas", pero esta vez mejor no dijo cuántas...

Se declaró también a la prensa
"del 25 al 27 de octubre se desarrollará, en la ciudad de México, el segundo Congreso Nacional de Medicina Genómica (...). Este Congreso estará ligado con la inauguración del nuevo edificio del INMEGEN en el campus de los Institutos Nacionales de Salud, en Tlalpan".
Hablan de octubre del 2006. Pero como sabemos siempre no se pudo.

"En dos meses se liberará la primera parte del código genético mexicano, cuyo costo fue de 1 mdd, en 2009 se espera encontrar las bases genómicas de la diabetes, hipertensión, obesidad y cáncer."
Prometido en una revista para empresarios en junio del 2008: el código genético de los mexicanos en dos meses, y unos pocos más para resolver las enfermedades que les preocupan a los empresarios. Tic tac, los dos meses ya se pasaron.

Recientemente dijeron que "en un lapso de entre cinco y diez años la medicina genómica mexicana estará en condiciones de aplicarse en la población".
¿Ustedes les creen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada