miércoles, 25 de marzo de 2009

¿No pasa nada? ¿Y el dinero privado qué opinará?



Siguiendo las últimas noticias del INMEGEN lo más sorprendente es que a pesar de un asunto tan grave como la acción de la Secretaría de la Función Pública sobre la cabeza administrativa de la institución (10 años inhabilitado y casi 3 millones de pesos de multa no es poca cosa) parezca que de todos modos no va a pasar nada: el Director no será llamado a rendir cuentas al Senado, se conseguirá todavía más dinero público para terminar un edificio mal hecho, la investigación científica de calidad y la academia seguirán hasta abajo de la lista de prioridades de una institución injustamente favorecida por el gobierno y que hasta la fecha se ha caracterizado sobre todo por su frivolidad.

Dijo el Director General el día que estuvo en el Senado:
“La confianza que se nos ha brindado ha sido un gran estímulo que nos compromete a otorgar el mayor de los esfuerzos en el desarrollo de este importante proyecto para México. Y desde luego, mi más sentido reconocimiento y gratitud al Senado de la República, que con su respaldo sostenido y comprometido con el desarrollo de nuestro país, ha contribuido en forma generosa y visionaria a fortalecer al INMEGEN”.


Decir esto cuando ya sabían que tenían encima a la Auditoría de la Federación y además según nos cuenta el Comité de Transparencia, ya se habían gastado 8 millones de pesos en abogados para defenderse de la Función Pública, ¡qué poca verguenza, de veras!

Insisto, sabemos que sólo en el 2006 hubo más de 50 millones de pesos perdidos: alcanzarían para pagar dos cabezas de narcos...

Lo que se me ocurre es que aún cuando las transas que desencadenaron la caída del administrador se puedan barrer bajo el tapete si se cuenta con línea de arriba ("el director general del INMEGEN (...) reconoció el amplio apoyo del Presidente de la República, Felipe Calderón (...)") de todos modos no les va a hacer mucha gracia a los dueños del dinero privado que yo pensaría ha resultado una mala inversión. A menos que sólo fuera para deducir impuestos...

Por lo pronto, Nestlé les está organizando un simposio (sigue la fiesta de cumpleaños) en el que los ponentes son puros invitados extranjeros. Dijo la Senadora Yeidckol Polevnsky que "se sabe que en materia de investigación del genoma humano estamos a la altura de los países más avanzados y esto es motivo de felicitación y de estímulo para todos los mexicanos". Pues viendo el programa del simposio no parece, pero ojalá y la Senadora tenga razón. Felicitación y estímulo, compatriotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada