viernes, 27 de marzo de 2009

Cae la cabeza del arquitecto también

Recibí un correo de un lector informándome que las acciones de la Secretaría de la Función Pública también tuvieron consecuencias para el arquitecto responsable del lamentable edificio, Orso Núñez, habiéndosele encontrado responsable de negligencia administrativa: lo inhabilitaron del servicio público por 15 años y tiene que pagar una multa de 4 millones de pesos.
Yo me quedo sin saber bien a bien qué quiere decir esto, qué va a pasar ahora, cuánto hay que parchar para que el proyecto se pueda salvar. Y no me refiero sólo al proyecto arquitectónico...
¿Cómo estará funcionando un Instituto Nacional de Salud sin administrador, "hasta nuevo aviso"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada